Cualquier equipo electrodoméstico tiene componentes de batalla diseñados para durar mucho. Tal vez sea por esta razón que muchas veces nos despreocupamos por darles mantenimiento por un relativo periodo de tiempo. Sin embargo, por regla general siempre hay un desgaste significativo de estos componentes, y derivan en el mal funcionamiento de los equipos, y dependiendo de las circunstancias, su inevitable viaje al basurero.   

En el caso de los equipos de aire acondicionado, es necesario contar con planes de mantenimiento para prolongar su vida útil, así como garantizar su funcionamiento eficiente. Estos servicios de mantenimiento se aplican, además, para mejorar la productividad de los equipos, optimizando los sistemas electrónicos y sistemas mecánicos.

El mantenimiento preventivo de los equipos de aire acondicionado se encarga de detectar desgastes o defectos en diferentes secciones y componentes. Por lo regular, se cambian ciertas refacciones y piezas desgastadas.

Por otro lado, el mantenimiento correctivo es el que repara los equipos cuando ya han tenido un evento en el que no funcionan, o funcionan de manera incorrecta. De igual forma, es necesario cambiar refacciones o piezas desgastadas, y se debe garantizar el buen funcionamiento del equipo de aire acondicionado después de aplicarlo.

Si quieres conocer más de este tema, envíanos un correo electrónico: manuel.francisco.25@hotmail.com